Descripción del proyecto

La tecnología INDIBA genera un circuito eléctrico cerrado con una frecuencia precisa de 448 kHz para lograr una bioestimulación con o sin efecto térmico. En las investigaciones publicadas, se ha demostrado que se produce un efecto positivo al aumentar el flujo sanguíneo a nivel profundo (Kumaran y Watson 2017) y por lo tanto, se aumentan el oxígeno y los nutrientes. En estudios a nivel de biología molecular, se ha evidenciado que INDIBA Activ estimula la proliferación de células madre y su diferenciación.

Los tratamientos INDIBA Activ se pueden integrar con el tratamiento manual de fisioterapia para proporcionar mejores resultados.

En Clínica Altamira usamos la tecnología Indiba para complementar la terapia miofascial, acelerando el proceso de reparación del tejido dañado tanto en fases agudas, inflamatorias, como en las fases crónicas.

El uso de INDIBA puede ayudar a mejorar el rendimiento y también se puede utilizar para controlar el dolor. Los resultados pueden ser visibles desde las primeras sesiones.

TRATAMIENTO INDIBA.

En Clínica Altamira utilizamos esta innovadora terapia para acelerar la recuperación de algunas lesiones. Muchas son las patologías que pueden verse beneficiadas de la combinación de terapia INDIBA con terapia manual y estimulación electromagnética de alta intensidad, potenciando así los beneficios y por lo tanto acelerando el tiempo de recuperación.

La combinación de terapia manual, ejercicio físico e INDIBA dará resultados incomparables tanto en lesiones agudas (esguince o rotura fibrilar) como en lesiones crónicas (codo de tenista o lumbalgia).

Beneficios:

  • Reduce el dolor
  • Reduce la inflamación
  • Mejora la movilización
  • Permite una reparación más rápida del tejido

El proceso de reparación natural del cuerpo se acelera gracias al tratamiento con INDIBA Activ y es posible iniciarlo en la fase más aguda de la lesión para reducir la inflamación y el dolor, acelerando así el proceso global de rehabilitación.

En condiciones crónicas como la artrosis, puede ayudar a reducir el dolor y mejorar la función durante 3 meses, en comparación al tratamiento solo con ejercicio terapéutico (Kumaran y Watson 2018). Muchas personas sufren de dolor lumbar crónico, en estos casos INDIBA puede ayudar en la gestión prolongada de la patología al reducir el dolor y permitir el trabajo de fuerza y postural para mejorar los síntomas y la calidad de vida.

Indicaciones

  • Artrosis
  • Cervicalgia y lumbalgia
  • Bursitis
  • Tendinopatía
  • Hematoma
  • Fracturas
  • Roturas musculares
  • Esguinces

Fisioterapia deportiva.

Son muchos los deportistas de élite que usan radiofrecuencia INDIBA para una recuperación de mayor calidad y en el menor tiempo posible. En Clínica Altamira contamos con profesionales formados en tecnología INDIBA y especializados en fisioterapia deportiva, siendo integrante de nuestro equipo de fisioterapeutas Pedro Serrano, fisioterapeuta de la UD Almería desde hace más de 10 años, club donde utiliza la tecnología INDIBA con los jugadores profesionales a diario.

Tratamos lesiones agudas y crónicas en combinación con otros tratamientos como la estimulación electromagnética de alta intensidad y el ejercicio físico terapéutico.

Es posible usar INDIBA desde la fase más aguda de una lesión. Su modulación continua garantiza que haya un efecto de bioestimulación sin inducir el calentamiento del tejido (esto sería perjudicial en la lesión aguda).

La medicina regenerativa sigue creciendo en popularidad gracias a sus buenos resultados y evidencia científica; infiltraciones de factores de crecimiento o terapia con ondas de choque focales se están utilizando en combinación con INDIBA Activ.